01:32h. Sábado, 23 de Junio de 2018
Marina alta
Xaló: Compromís se prepara para vender el patrimonio histórico del pueblo

Xaló: Compromís se prepara para vender el patrimonio histórico del pueblo

Lejos de  preservar y en la mediada de lo posible, incrementar el patrimonio inmobiliario, cultural y artístico de Xaló, Los de Fullana aprueban medidas para poner a la venta un emblemático edificio del pueblo. Este edificio fue anteriormente mejorado y reformado con dinero de la Diputación de Alicante.

Una subvención a dedo para Compromís indigna a vecinos y oposición
Alcalalí

Una subvención "a dedo" para Compromís indigna a vecinos y oposición

En un momento álgido en cuanto a este asunto se refiere (subvenciones a dedo) y en el que Compromís está denunciando y poniendo en tela de juicio todas las subvenciones que desde la Diputación conceden, lo cierto es que, al contrario de otras, esta sí parece ser una subvención a examinar o al menos llamativa.

Nacionalismo rancio en Pego: Compromís borra de un plumazo el español como idioma a elegir en la web de la radio local

Nacionalismo rancio en Pego: Compromís borra de un plumazo el español como idioma a elegir en la web de la radio local

Todos somos conscientes de la deriva independentista de la última década de Catalunya, una comunidad donde el imperialismo nacionalista ha calado en la población por medio de la educación y en otros ámbitos de la sociedad catalana. En nuestra Comunitat desde siempre ha estado presente el nacionalismo pero a menor escala siendo irrelevante pero que en las pasadas elecciones municipales y autonómicas afloraron a consecuencia de los errores cometidos por los anteriores gobiernos populares. 

La alcaldesa de Alcalalí pillada: Mientras sanciona a vecinos por poseer contenedores en sus terrenos, ella tiene un auténtico “vertedero” ilegal en el suyo

La alcaldesa de Alcalalí pillada: Mientras sanciona a vecinos por poseer contenedores en sus terrenos, ella tiene un auténtico “vertedero” ilegal en el suyo

Maribel Molina, la primera edil de Alcalalí parece no querer percatarse de la condición de su terreno agrícola no urbanizable y de las limitaciones de este. Si ya se saltó las normas al construirse un “casoplón” de 420 metros en él, ahora es “cazada” de nuevo “pasando” de las leyes medioambientales al transformar el terreno de su vivienda en un “vertedero” con elementos no autorizados.