19:28h. Sábado, 23 de Junio de 2018

Dénia: La respuesta más surrealista e increíble de Vicent Grimalt a unos vecinos para no reconocer que el Ayuntamiento no puede dar licencia de obras

Una comunidad de vecinos que pretendía renovar el ascensor y el portal de su escalera “ha descubierto” gracias al Ayuntamiento que debajo de su ya cimentado edificio podrían hallarse restos arqueológicos a pesar de que el bloque de viviendas no se encuentra en una zona de influencia arqueológica.

 

Como les veníamos informando en números anteriores, Dénia ha quedado paralizada ya que su actual equipo de Gobierno no ha sabido en todo este tiempo llevar a buen puerto ningún Plan General Urbanístico y ni si quiera han tenido la capacidad de reacción de aprobar un Régimen Urbanístico Transitorio (RUT).

  En la pasada edición de MÁSportal informábamos a los ciudadanos y comerciantes de Dénia que (en plano verano), a éstos les iba a resultar casi imposible obtener una licencia de obra debido a la incompetencia del gobierno del PSPV.

  El equipo de Vicent Grimalt parece obcecado en su empeño de protagonizar las noticias más surrealistas del panorama Provincial (desde declarar la independencia de la región hasta empezar a excavar en las playas en pleno agosto), tanto es así, que ahora, desde la concejalía de urbanismo han admitido que no pueden dar una licencia de obras a una comunidad de vecinos que pretendía cambiar su ascensor. No sería noticia si la razón por la cual deniegan esta licencia fuera que, efectivamente, no tienen Plan Urbanístico. Y es que, lejos de reconocer su lentitud legislativa, desde el Ayuntamiento argumentan que “quieren comprobar si hay restos arqueológicos debajo” (aunque el edificio esté cimentado).

  Esto ha indignado a todos los vecinos del edificio ya que según declaran “aquí vive gente de hasta 94 años y parejas con niños y sus respectivos carricoches” y alegan que “tan solo es un portal, no vamos a hacer un agujero tan profundo y además están los cimientos del edificio”.

  Resignados la comunidad de propietarios aceptó la comprobación arqueológica y pidió al Ayuntamiento la mayor brevedad posible para dicha gestión. Desgraciadamente para los inquilinos la respuesta obtenida y que parece más bien una maniobra para ganar tiempo fue: “El arquitecto jefe está de vacaciones y no volverá hasta mediados de septiembre”.

  Esta sorprendente situación a generado multitud de opiniones en redes sociales y en el foro ‘ciudadanos de Denia’ hay quien sentencia “¿no os dais cuenta que todo esto es por no reconocer que no pueden continuar adelante con la licencia?”. Sea así o no, lo cierto es que la zona en la que se encuentra este edificio no tiene influencia arqueológica reconocida y por tanto la medida es cuanto menos extravagante.