19:46h. Sábado, 23 de Junio de 2018

La Guardia Civil detiene a tres personas por crear un entramado de estafas inmobiliarias en Torrevieja

Era la base delictiva de un grupo formado por una pareja y un abogado, dedicados a realizar estafas dentro del mundo inmobiliario y en la tramitación de documentación para extranjeros. Los clientes pagaban importantes cantidades de dinero, entre 800 y 30.000 euros por las gestiones, con la tranquilidad de que todo estaba en manos de un letrado.

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a tres personas, dos hombres españoles de 47 y 50 años, y una mujer, polaca de 34 años, como presuntos autores de un delito continuado de estafa inmobiliaria, un delito de falsedad de documento oficial, tres delitos de falsedad de documento mercantil, cuatro delitos de estafa por la tramitación de los certificados de extranjero, y un delito de pertenencia a grupo criminal. 

Un despacho de abogados de Torrevieja, ha sido investigado por la Guardia Civil como la base delictiva de un grupo formado por tres personas (dos de ellas pareja sentimental y la tercera, profesional de la abogacía), dedicado a realizar estafas dentro del mundo inmobiliario y en la tramitación de documentación para extranjeros. 

Según las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, estas tres personas ya se habían organizado para delinquir en ocasiones anteriores, y tenían sus funciones bien repartidas. 
La pareja se ocupaba de captar a las víctimas, ganándose su confianza, bajo la apariencia de personas adineradas. Para dar más credibilidad a las transacciones, acudían al despacho del abogado, que redactaba los contratos y realizaba las cuestiones burocráticas necesarias. 

Con la seguridad que aporta este tipo de profesionales, los clientes, en su mayoría extranjeros, no dudaban en pagar importantes cantidades de dinero, más de 800 euros, por la tramitación de la solicitud del certificado de número de identidad extranjero (NIE), 3.500 euros para demostrar solvencia económica en España, o 30.000 euros si se trataba de la reserva de un inmueble.
Una vez cobrado el dinero, se desentendían de los clientes, quienes debido a su condición de foráneos, eran reticentes a la hora de interponer denuncia y seguir un proceso judicial aquí en España. 

Si la persona estafada les presentaba queja, confeccionaban un certificado de extranjero falso para acallar el malestar, y poder cobrar el dinero. En cuanto a las viviendas, llegaron a ofrecer la misma casa a dos personas diferentes, cobrándoles por la reserva a ambas, y sin el consentimiento expreso del titular.

Durante el registro en el despacho de abogados, los agentes incautaron numerosa documentación, material informático y 8.800 euros en efectivo, de los que no se puede justificar el origen. 
Gracias a la rápida intervención de los agentes de la Guardia Civil de Torrevieja, solo habrían llegado a estafar a una decena de afectados, aunque el beneficio para el grupo delictivo era ya de unos 50.000 euros. 

Estas tres personas, dos hombres españoles de 47 y 50 años, y una mujer, polaca de 34 años, han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de estafa inmobiliaria, falsedad de documento oficial, falsedad de documento mercantil, de estafa por la tramitación de los certificados de extranjero, y delito de pertenencia a grupo criminal. 

Tras la puesta a disposición del Juzgado de Instrucción  nº 2 de Torrevieja, se ha decretado el ingreso en prisión de los tres implicados, eludiéndola uno de ellos, tras el pago de la fianza interpuesta por la autorizada judicial.