08:30h. Domingo, 22 de Julio de 2018

Jaime Albero: los demoledores datos convierten al socialista en el peor alcalde de la historia de Sant Joan

Cientos de miles de euros perdidos en subvenciones, una pésima gestión municipal y un Gobierno formado por un  cuatripartito totalmente descoordinado, convierten “la etapa Albero” en la peor y más desastrosa legislatura de la historia reciente del pueblo alicantino.

Jaime Albero alcalde de Sant Joan
Jaime Albero alcalde de Sant Joan

Tras arrebatarle la alcaldía al Partido Popular en el 2015  por medio de un insólito cuatripartito, el PSOE se ponía al frente de un Ayuntamiento con un equipo de Gobierno totalmente inexperto y formado por un conjunto de concejales de ideologías muy dispares.

Aunque la experiencia política no pareció ser inconveniente para Jaime Albero que abogaba por “la ilusión y las ganas de hacer bien las cosas”, lo cierto es que, con el paso de los años y haciendo un balance económico y material, la desidia y el desgobierno han acabado suponiendo cientos de miles de euros de perdida para todos los sanjuaneros. Desde “dejar escapar”  casi media docena de subvenciones y programas que hacen un total ‘cuasi millonario’, hasta la creación de polémicas plataformas como una web básica y sencilla cuyo coste ascendió a más de 35.000 euros (con un gasto de 4.600€ en traducciones al inglés y al valenciano más una revisión de la traducción encargada a la Universidad de Alicante).

El escandalo de la web

Esta página web que, posteriormente fue acusada de plagiar contenidos y así quedó demostrado, fue tal vez el más escandaloso caso de despilfarro de dinero público, y es que según descubrió después un experto informático, el esperado y majestuoso diseño de ésta, apenas se diferenciaba de las plantillas prediseñadas que internet pone a disposición de cualquier novato que quiera abrir una, unas plantillas que hubieran tenido un coste de tan solo 80 euros en lugar de los 2.330 que la población tuvo que “amoquinar”.

Hoy en día, y tras pagar 3.811 euros en concepto de “volcado de contenidos” aún quedan textos que introducir para completarla.

Subvenciones perdidas

Este apartado es quizás el que más escuece a oposición y población, ya que en su gran mayoría, la pérdida de ingresos en concepto de subvenciones ha sido causada por una apatía tan clara como el motivo que excluyó a Sant Joan de ser  beneficiario de éstas, el equipo de Albero presentó las solicitudes fuera de plazo o con algún error de forma, o dicho de otro modo, no tuvieron tiempo o capacidad intelectual para solicitar estas beneficiosas ayudas.

El total del dinero que Sant Joan ha dejado de percibir para talleres, infraestructuras y demás mejoras roza la friolera de 800.000€.

En 2016 aún con la mencionada “ilusión y ganas de hacer las cosas bien” del equipo de Albero casi intacta tras hacerse con el Gobierno del pueblo, Sant Joan perdió 65.000€ en subvenciones por no solicitarlas a tiempo.

La primera de las ayudas que no percibió en este ejercicio Sant Joan, estaba enmarcada en el área de Medio Ambiente de la Diputación de Alicante, consistente en 2.000€ para proyectos de huertos urbanos municipales. El organismo provincial desestimó en este caso la petición porque la solicitud del Ayuntamiento se registró fuera de plazo.

Otras dos ayudas en materia de Bienestar Social destinadas a la "Elaboración y evaluación de planes de igualdad de género de ámbito municipal" y a la realización del "Taller positivo composición letras por la igualdad de género", supuso la pérdida de más de 2.000€ por no presentar la cuenta justificativa relativa a la realización de la actividad subvencionada.

La última de las ayudas de la institución provincial correspondía a la convocatoria para la concesión de subvenciones a favor de ayuntamientos para inversiones en zonas verdes de titularidad municipal. En este caso, por volumen de población, a Sant Joan le habrían correspondido 60.000€, pero su propuesta se desestimó por no cumplir el requisito básico de que el proyecto presentado se desarrollara sobre zonas verdes de titularidad municipal.

Sin embargo, esta no fue el único varapalo que el municipio recibió en el 2016.

Sant Joan también perdió los 500.000€ de los programas de empleo que concede la generalitat debido a, tal y como denunciaba el portavoz popular Manuel Aracíl “la ineficacia del equipo de Gobierno” y tras “jugar con la ilusión de los desempleados” (ya que los socialistas anticiparon y celebraron el donativo a “bombo y platillo” antes de ser denegado).

Tras la ruptura y marcha de Compromís en 2017 del equipo de Gobierno (después de echarse ‘los trastos a la cabeza’) la eficacia del primer edil no mejoró, y es que, 196.000 euros más fueron perdidos por no solicitar en tiempo y forma correcta las subvenciones que la Diputación de Alicante hubiera dado al municipio para planes Ahorro Energético e inversión en arbolado.

Todos estos datos sumados al abandono de ciertas infraestructuras municipales como el jardín botánico o el parque municipal convierten por méritos propios y matemáticos el actual alcalde Socialista Jaime Albero en el peor alcalde de la democrácia en Sant Joan.