Buscar
05:27h. Lunes, 21 de Mayo de 2018

Gerard Fullana, el diputado ‘castadura’ de Compromís que hace política insultando quiere escolta porque le califican de payaso

El dirigente nacionalista monta un circo por unos supuestos agravios mientras él basa su línea argumental en la descalificación a sus adversarios políticos, a los medios que no le agradan y en interponer falsas denuncias contra el PP, según ya ha dictaminado la justicia. 

El diputado provincial de Compromís, Gerard Fullana, sigue fiel a su estilo y demuestra a diario que estaría más cómodo en la pista de un circo de tercera que en un hemiciclo parlamentario. La cosa resultaría hasta cómica si no fuera por la cantidad de dinero público que se embolsa mes a mes como presunto representante político de su formación en la institución provincial. Como en su día publicaba MÁSportal en las Marinas, el diputado nacionalista trabajó un total de 31,5 horas en los meses de abril y mayo de 2016. Según declaró el propio Fullana en el portal de transparencia de la Diputación en junio del pasado año, las actividades propias de su cargo provincial le ocuparon 14 horas en abril y otras 17,5 horas en mayo.

¿Saben ustedes cuánta pasta se llevó al bolsillo el diputado por 31 horas de 'denodado' trabajo? Pues ni más ni menos que cerca de 50.000 euros, amén de dos pagas dobles en junio y diciembre. Haciendo una sencilla división sale la hora a la bonita cifra de 222 euros. Vamos, ni en la mejor Euromillones le toca a uno esa bicoca. Asimismo, Fullana tampoco habría declarado en 2016 los gastos que en calidad de representación de la Diputación de Alicante hizo en la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid, Fitur.

Al más puro estilo de la ‘camiseta de Mónica Oltra’, el diputado nacionalista busca el enfrentamiento permanente como única manera de ejercer la oposición. El penúltimo bochornoso capítulo del también concejal de Xaló se producía tras la celebración del pleno ordinario de la Diputación correspondiente al mes de abril. Fullana denunciaba que cuatro “hooligans”, atendiendo a su vocabulario, del vicepresidente de la Diputación de Alicante y alcalde de la Nucia, Bernabé Cano, le llamaron “payaso” durante la sesión plenaria. En este sentido, Compromís lamentaba que no fueran expulsados del hemiciclo por este motivo. Los nacionalistas valencianos aseguraban que tres de esas personas que presuntamente habían insultado a su portavoz son concejales en La Nucía.

Sin embargo, fuentes del PP -consultadas por MÁSAlicante- han negado este extremo y han atribuido a un “numerito” más de Fullana esta queja que hubiese quedado en anécdota si no fuese por la ocurrencia del diputado nacionalista tras los supuestos hechos: según fuentes cercanas a la Diputación alicantina, Gerard Fullana habría solicitado escolta oficial, esto es protección a cargo de guardaespaldas, al sentirse amenazado por recibir estos supuestos improperios. Fullana había además manifestado en sus redes sociales que los presuntos “agresores” le habrían advertido de que conocían datos personales e íntimos como su dirección domiciliaria.

De esta forma, el diputado de Compromís banaliza indirectamente las amenazas reales que han sufrido otros políticos, fundamentalmente quienes han sido acosados, perseguidos e incluso asesinados por la banda terrorista ETA.

Fullana ha insultado gravemente a los medios de comunicación críticos con su labor política, calificándolos sin pudor como “fascistas”, retratándose como un auténtico bolivariano que no tolero la discrepancia. Es así un cargo público que no ha dudado en arremeter contra los medios de comunicación que  ejerciendo el sano y democrático deber de la crítica política y la libertad de opinión y expresión le han fiscalizado. Incluso ha tratado de amedrentar (directa o indirectamente)  a los vecinos de su pueblo para que no lean MÁSportal (MÁSAlicante) y, según fuentes vecinales, ha instigado el boicot a los trabajadores que se encargan de repartir nuestro periódico.

Estamos ante un nuevo y bochornoso capítulo de Fullana, el mismo diputado que sufría un duro varapalo judicial después de que se archivasen las denuncias por los repartos de las subvenciones de la Diputación o de que el juzgado de instrucción de Dénia hiciese lo mismo con la causa de las falsas adjudicaciones irregulares en Fitur. “Compromís hace perder el tiempo con denuncias sin ningún motivo solo para intentar engañar a los jueces y a los ciudadanos”, denunciaba el coordinador general del PP, Rafael Candela.

El juez afirma en el auto de archivo de la causa que Compromís ha sido incapaz de concretar ningún tipo de delito en las actuaciones investigadas. “Difama que algo queda es el truco de Compromís para realizar una manipulación fraudulenta de la Justicia en aras de su interés partidista”, decía el dirigente popular. Candela aseguraba que “el portavoz nacionalista tendrá que responder personalmente ante los jueces por intentar usar los tribunales a su conveniencia”.

Contrapone las “denuncias falsas” de Compromís con “la responsable acción de la Justicia” del PP, que ha provocado la imputación al concejal de Fiestas de Valencia, Pere Fuset, y la investigación a la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, por un presunto fraccionamiento de contratos por 43 millones de euros. “Fullana calla de manera vergonzante para pedir la dimisión de Fuset cuando la Justicia sigue adelante y busca las relaciones entre el concejal y las empresas adjudicatarias”, indica. “Aquí sí hay motivo de denuncia”, resaltaba el coordinador del PP.

El dirigente popular recordaba en su día que ya se archivó la pieza desgajada de Torrevieja y ahora ocurre lo mismo con Dénia. “El único discurso político de Fullana es intentar imputar a algún cargo del Partido Popular y no le importa hacer perder el tiempo a jueces y fiscales solo para poner sospechas al nuevo PP de Alicante”, afirmaba el coordinador popular, “porque Compromís en su denuncia solo va contra los ayuntamientos populares, no a los municipios gobernados por el Bloc o el PSOE que también contrataron con esas empresas”.

“Fueron los socialistas quienes llevaron esas empresas denunciadas a la Diputación de Alicante, pero a Compromís no le interesa la Justicia con sus socios de gobierno sino intentar que el PP no gobierne porque es el único partido que les para los pies”, indicaba el responsable alicantino.

Los populares denuncian que a Compromís “se les comienza a ver su verdadero rostro cuando intentan contrarrestar a la Justicia mientras continúan abiertas las investigaciones contra Fuset, Oltra y esos 800.000 euros que pagaban con subvenciones públicas y que la vicepresidenta no pudo explicar este jueves en la comisión de investigación del Senado las irregularidades que puso de manifiesto el Tribunal de Cuentas.