Buscar
06:51h. Martes, 22 de Mayo de 2018

Nueva ocurrencia del tripartito y Compromís en la Vila: prohibir el tráfico por el centro de la ciudad sin consultar a nadie

No se podrá circular con vehículo por la calle Colón y Canalejas a propuesta de Compromís. No se ha consultado con vecinos y comerciantes. “Se trata de una decisión política”, afirma Andreu Verdú.

Andreu Verdú, alcalde de Villajoyosa.
Andreu Verdú, alcalde de Villajoyosa.

 El gobierno tripartido ha decidido restringir el tráfico en las calles Colón y Canalejas a propuesta de Compromís sin contar con la opinión de los vecinos y comerciantes.

Compromís, ponente de la moción y que también pretendía cerrar el paso de los vehículos en la calle Ciudad de Valencia, ha contado con el voto favorable de PSOE, Izquierda Unida y Gent per la Vila.

El portavoz popular, Jaime Lloret, ha tildado la propuesta de ocurrencia, acusando a los que han aprobado cerrar las calles del centro de la Vila de hacerlo sin contar con el visto bueno de asociaciones de comerciantes como AVEA o de los vecinos.

Jaime Lloret ha defendido dejar sobre la mesa la moción a la espera de conocer todas las opiniones e informes técnicos, pero Compromís se ha negado, sabedor de que la propuesta iba a contar con el visto bueno del tripartito.

El ‘cuatripartito’ se ha limitado a explicar que cerrar las calles es una decisión política, mientras el PP argumentaba que está en marcha un estudio sobre movilidad sostenible y que el político debe tomar decisiones, pero con toda la información sobre la mesa, consensuadas y con sentido común.

Jaime Lloret ha dejado claro que “el PP no está en contra de peatonalizar calles, de hecho fuimos nosotros quienes peatonalizamos la calle Colón los fines de semana, pero la postura razonable es esperar a que termine el estudio de movilidad sostenible y decidir en función de informes técnicos, no en base a decisiones políticas sin fundamento y caprichosas”.

“No se puede cerrar el centro de la Vila sin consultar a vecinos y comerciantes. El tripartito se ha equivocado por compelto y esta medida traerá muchos problemas. Además, este cierre comporta una serie de gastos que no están contabilizados ni aprobados con la pertinente retención de crédito.

Por último, Jaime Lloret afirma que “no han sido dialogantes ni han querido consensuar nada. Cerrar el centro del pueblo venía ya aprobado antes de entrar al pleno. El tripartito deberá explicar a cambio de qué le ha decidido aprobar a Compromís su ocurrencia”.