23:44h. Domingo, 22 de Abril de 2018

El Gobierno de La Vilajoiosa gasta más de 4.100€ de dinero público en restaurantes; una de las "llamativas" comidas costó 410€

Gastos en restaurantes, gasolineras, parkings, autopistas, eventos deportivos, sociales y culturales. La rendición de cuentas ante Intervención Municipal del equipo de Gobierno destapa una surrealista lista de costas pagadas con dinero público.

La obligatoriedad de rendir cuentas ante Intervención Municipal de la aportación que recibe cada grupo municipal del Ayuntamiento para el mantenimiento de la actividad política ha destapado gastos reprochables del gobierno vilero.

Mientras los partidos de la oposición han justificado el dinero público que reciben con recibos de alquiler de local, recibos de la luz o Internet, contrasta con el gobierno, que ha presentado recibos de restaurantes, parkings, gasolineras o autopistas.

Lo cantidad más llamativa de todas es la de restaurantes, con facturas que llegan a 410 euros. En total son 4.103,65 euros los justificados por PSOE, Gent per la Vila e Izquierda Unida en bares y restaurantes, siendo el PSOE el que más justifica con 3.081,6 euros en comidas.

La aportación de dinero público que cada grupo municipal recibe del Ayuntamiento se basa en el número de concejales que se haya obtenido. Así, por ejemplo, PP y PSOE cuentan con una aportación de 8.880 euros, Compromís y Ciudadanos de 5.640 euros, Gent per la Vila de 4.560 euros e IU de 3.480 euros.

A este respecto el portavoz del PP, Jaime Lloret, ha manifestado que “la Ley de Financiación de Partidos Políticos establece que estas aportaciones estarán destinadas a cubrir gastos del funcionamiento del partido político, por lo que consideramos que las facturas en restaurantes, gasolineras o parkings no son gastos necesarios para que el grupo municipal pueda desarrollar su labor”.

“Lo que no podemos hacer los grupos políticos –continua Lloret- es exigirles a las asociaciones vileras que demuestren que han usado la subvención pública adecuadamente y que los partidos del gobierno justifiquen que ir de restaurantes es una labor imprescindible para el funcionamiento de su grupo o partido político”.

“El PSOE aporta en una misma semana cinco justificantes de facturas en restaurantes por valor de 849,26 euros. Gent per la Vila presenta dos facturas del mismo restaurante por valor de 180 y 410 euros, de otro restaurante por valor de 268 euros. Es un auténtico escándalo”, afirma Lloret.

Desde el grupo municipal popular también han hecho constar la doble moral del concejal socialista, Joan Lloret, cuando desde el PP se le ha recriminado estas cifran y éste ha decidido, no solamente justificar que este dinero público empleado en restaurantes es necesario para la labor de su partido, sino atacar al PP.

Joan Lloret no acepta las críticas ni ha sabido justificar estos gastos. El PP ha justificado todo el dinero recibido en contratos de alquiler del local, en facturas de la luz, Internet y teléfono también del local y en material de oficina y nos ataca. Él y sus socios se gastan más de 4.000 euros en restaurantes y bares y afirma que está todo correcto y es justificable. Esto es algo surrealista”.