01:33h. Sábado, 23 de Junio de 2018

Aprobada la reducción del IRPF para los productores de níspero

El Gobierno de España reduce el IRPF a los productores de fruta con hueso, por lo que entre otros, los productores de nísperos y otros frutos de la Marina Baixa y de la provincia de Alicante se verán beneficiados por esta reducción.

Nísperos, su temporada arranca ahora en abril.
Nísperos, su temporada arranca ahora en abril.

Se trata de un buena noticia para los agricultores y según afirman fuentes del sector en Callosa, “lucharemos por que se mantenga en el tiempo e incluso se pueda seguir reduciendo aún más”. Según se destaca en un informe recientemente hecho público por la cooperativa callosina de Ruchey, el cultivo tradicional del níspero de Callosa d'en Sarriá ha entrado en decadencia y corre peligro de extinción, ya que en los últimos 18 años la evolución de la producción del cultivo del níspero ha descendido en torno al 44%.

El consistorio callosino apoya a sector y considera que se trata de una medida necesaria para poder mantener vivo este sector y para poder garantizar en condiciones el empleo y la economía de la comarca, además de suponer una práctica que conforma el paisaje de la zona y supone un bien medioambiental.

Con la reducción del IRPF se les proporciona un balón de oxigeno a los productores de este fruto tan característico de la Marina Baixa, aunque se trata de unas medidas que también incluyen a los productores de cereales, leguminosas, patata, bovino de leche y ganadería extensiva.

Así consta en el Boletín Oficial del Estado publicado el pasado lunes, 2 de abril. Se trata de una Orden del Ministerio de Hacienda y Función Pública por la que se fijan los Índices de Rendimiento Neto en la declaración del IRPF para estimación objetiva (módulos), que recogen las propuestas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de minoración en la presión fiscal para agricultores y ganaderos afectados, entre otros motivos, por la sequía.

La mayor parte de estas minoraciones se establecen para dar respuesta a la sequía que afectó a grandes áreas de la Península Ibérica, reduciéndose el módulo de las producciones ganaderas extensivas para compensar la reducción de la disponibilidad de pastos. También en el ámbito de la ganadería, se reducen a nivel nacional los módulos de bovino de leche y la cunicultura, para tener en cuenta su particular situación de mercado.

En lo referente a los cultivos, se ha reducido a nivel nacional el módulo de los cereales y las leguminosas, con objeto de tener cuenta los efectos de la sequía. Igualmente se reduce el índice a nivel nacional en modulo del cultivo de la patata y de la fruta de hueso, para tener en cuenta las dificultades de mercado que atraviesan.

Por otra parte, ya en septiembre se supo que España recibiría 7 millones más de euros para paliar la crisis de fruta de hueso provocada por el veto ruso a productos alimentarios europeos. En este caso la principal comunidad afectada era Aragón. Se trata de una prórroga de ayudas hasta junio del 2018 de 70 millones de euros, de los cuales 26,9 millones son para España, 9,7 de ellos para los productores de melocotones y nectarinas. A esta ampliación se suma una ayuda adicional de 12 millones, de los que 7 irán a productores españoles.