20:51h. Domingo, 22 de Abril de 2018

ALCALALÍ

Una subvención "a dedo" para Compromís indigna a vecinos y oposición

En un momento álgido en cuanto a este asunto se refiere (subvenciones a dedo) y en el que Compromís está denunciando y poniendo en tela de juicio todas las subvenciones que desde la Diputación conceden, lo cierto es que, al contrario de otras, esta sí parece ser una subvención a examinar o al menos llamativa.

En Alcalali la alcaldesa Maribel Molina pone en evidencia a su compañero Gerard Fullana al solicitar a la Diputación una subvención para reparcelar un terreno de su primo con dinero público, éste también realizó el trabajo de la biblioteca nueva de Alcalali con otra subvención de  la Diputación, siendo la elección de la empresa algo turbia. En esta ocasión la Alcaldesa sabiendo que debía notificar al pleno todas las subvenciones que se piden (puesto que sé aprobó una moción qué así lo detallaba), ha preferido hacerlo por decreto-Alcaldía para evitar que el pueblo sé enterase y que en el pleno no sé apoyara dicho proyecto puesto que existen otras zonas del pueblo con mayor tránsito tanto de personas como de vehículos.

  La excusa que puso Maribel en el pleno del pasado 10 de enero es que “el pedido de las subvenciones debe ser rápido para no perder el dinero”, una respuesta totalmente surrealista que no convence a nadie. El PSOE de Alcalalí cree sin embargo que “existen plenos extraordinarios que sé pueden convocar de un día para otro y no le cuestan dinero al pueblo. Ademas en Alcalali los plenos se realizan cada mes no cada 3 meses”.

En un momento álgido en cuanto a este asunto se refiere (subvenciones a dedo) y en el que Compromís está denunciando y poniendo en tela de juicio todas las subvenciones que desde la Diputación conceden, lo cierto es que, al contrario de otras, esta sí parece ser una subvención a examinar o al menos llamativa. Como varios vecinos denuncian, hay otras "cosas mucho más importantes que arreglar", " con más transitó de gente y vehículos "  y sobre todo escama el hecho de que el máximo beneficiario de la reparcelación tenga tanta relación con la alcaldesa y además fuera anteriormente igualmente premiado  con otras adjudicaciones.