21:23h. Lunes, 22 de Enero de 2018

Ridículo planetario: Compromís “olvida” que fue su alcalde quien permitió la licencia del edificio Suitopía y ahora carga contra el PP por la altura del inmueble

Los nacionalistas en el Ayuntamiento “se disparan en su propio pie” al acusar al actual Equipo de Gobierno (PP) afirmando que el emblemático hotel tiene más alturas de las permitidas, una actuación que se autorizó gracias a los votos del partido de Ximo Perles mientras el alcalde era Ximo Tur. 

Hotel Suitopía.
Hotel Suitopía.

La oposición municipal en Calp está utilizando contra el actual equipo de Gobierno, comandado por el alcalde César Sánchez (PP), un asunto del año 2008. Se trata de una autorización urbanística, nacida de la interpretación del artículo 24 de las normas del Plan General de Ordenación Urbana, que hace referencia a las autorización de las alturas. Lo que en ese día se discutía, en relación con el citado artículo 24 del PGOU, era la computación o no en la edificabilidad de los hoteles (la altura) de los elementos comunes. Es decir, el caballo de batalla estaba en determinar si las plantas bajas de los establecimientos (destinadas normalmente a cafeterías, halls o comedores) contaban como altura a medir en metros o, de lo contrario, el rango de medida se establecía a partir de las primeras plantas. 

  Finalmente la discusión se zanjó ese mismo año, 2008, en base al dictamen emitido por dos Catedráticos de Derecho Administrativo que determinaban que no se debían computar los elementos comunes de los hoteles de 4 y 5 estrellas. De esta forma, el pleno municipal en octubre de ese mismo año votaba favorablemente la no computación de la alturas, respaldando así el “sí” de los concejales de Compromís y de su alcalde, Ximo Tur

  Años después y de forma sorprendente, el propio Compromís, que asentó las bases para que los hoteles de Calp pudieran ganar en altura, se desdice y en un ejercicio de cinismo político culpa al PP de la “excesiva” altura de unos de los hoteles que se vieron favorecidos por la decisión del entonces alcalde Tur, el edificio Suitopía

   Aunque, atendiendo a criterios económicos e impacto favorable en el sector turístico y hostelero de la localidad, la aprobación de esta norma fue del todo acertada. Lo cierto es que ahora el partido de Ximo Perles ha renegado de aquella decisión y ha “olvidado” los términos de cómo se aprobaba la norma y quienes la impulsaron (su propio partido) y acusa al PP de haber impulsado lo que ellos consideran una ilegalidad. Ilegalidad que no lo es tal, atendiendo a los propios informes jurídicos y al hecho de que la modificación fuese aprobada mayoritariamente por el Pleno Municipal y refrendada posteriormente por la Dirección Territorial de Urbanismo. 

  Compromís arremete contra lo que determinó e impulsó en 2008 criticando ahora que el edificio en cuestión supone una “pantalla” por su excesiva altura al resto de inmuebles ubicados en la segunda línea. Para ello, se amparan en la presentación de reiterados informes “fantasma” -de origen y autor desconocido y sin firma de ningún Catedrático o jurista- que califican como “ilegal” la altura del hotel.

Además de la evidente estupefacción en el Ayuntamiento, en amplios sectores económicos, turísticos y vecinales de Calp sorprende el giro radical de Compromís desde que ha tomado las riendas de la formación nacionalista Ximo Perles. Fuentes consultadas por MÁSportal critican lo “poco inteligente de la postura política de Perles porque lo que está haciendo es dispararse en su propio pie y demostrar la más hipocresía de las posturas al criticar y achacar al PP una decisión adoptada por ellos mismos”. 

Por último, en fuentes hoteleras consultadas por este periódico se acusa a Compromís y Ximo Perles de “irresponsables” por airear falsamente una presunta irregularidad y poner así en juego tanto la imagen como el progreso económico de la ciudad, cuestionando un inmueble absolutamente legal, como así lo acredita la ley pero también instituciones tales como el propio ayuntamiento o la Generalitat a través de su máximo organismo competente en la materia, la Dirección General de Urbanismo y en última instancia la propia Conselleria.