10:28h. Sábado, 24 de Febrero de 2018

"Que quede grabado, te partiré la cara, bonito", el alcalde de Pego pierde los papeles en un pleno y amenaza a un concejal de la oposición

Esta amenaza que quedó grabada en el mes de Diciembre aunque ve la luz hoy. Tanto la oposición como los propios compañeros recriminaron la actitud del alcalde socialista y advierten que no es la primera vez que Enrique Coll muestra este talante.

El alcalde socialista Enrique Moll  mencionó de nuevo, entre acusaciones por las incompatibilidades de la concejala Rosa Maria al frente de su concejalía,  un aumento de sueldo para él por el hecho de que le pagan poco para las horas en las que está como alcalde. Su argumento relataba que “cobro poco por la faena que hago” (actualmente ingresa 3083€ brutos como primer edil). La oposición le recriminaba a Moll; “muchas familias de este pueblo cobran un sueldo bajísimo, usted debe tener vocación de servicio público y no pensar constantemente en subirse el sueldo”, y continuaba, “usted tiene la gran suerte de que en su casa todos los meses ingresa 3083€ “brutos” como alcalde más 1.700€  por parte de su mujer como directora de la residencia”, además le preguntaron si no tenía suficiente.  

La contestación del alcalde al concejal Simón Ortolá se salió de todo lo tolerable y admisible en un pleno público de un ayuntamiento e incluso escapa a los comportamientos básicos exigidos por cualquier persona que no tenga un cargo público. “QUE SEA LA ÚLTIMA VEZ QUE VUELVES A NOMBRAR A MI MUJER, BONITO, SI LO HACES TE ROMPERÉ LA CARA”. Esta actitud provocó un gran revuelo entre todos los concejales allí presentes, de la oposición e incluso de su propio partido.

Esta amenaza que quedó grabada en el mes de Diciembre aunque ve la luz hoy.

Esto, no hace más que confirmar lo que durante toda la legislatura viene denunciando la oposición, “estos son los humos de autoritarismo del alcalde de Pego, le duelen las verdades”.

Lo cierto es  que este comportamiento no es algo inusual en el alcalde socialista, si visitamos otros plenos colgados en youtube se puede comprobar como, en otras ocasiones, Moll ha actuado con despotismo, llegando a amedrentar y amenazar e incluso insultando a otros concejales de la oposición.

No es el único frente abierto que tiene Enrique Moll, los aplastantes y abrumadores datos económicos del pueblo lo dejan en evidencia ante sus votantes y el resto de pegolinos. Le recriminan la ineficacia y la nula gestión que se ha hecho en el pueblo, y muchos empiezan a cuestionar si Moll tiene la capacidad de gobernar un ayuntamiento. Preocupa y mucho el hecho de que Pego se esté convirtiendo en un pueblo fantasma. El tejido empresarial huye de Pego a otras  localidades más fructíferas, el polígono industrial tiene actualmente el 75% de los negocios cerrados por quiebra o traslado y la promoción turística se encuentra en punto muerto indefinidamente.

La oposición en Pego ha aprovechado el foco de atención mediática producida por la salida de tono del alcalde para denunciar algo que según ellos es “intolerable” y es que, el obligado portal de transparencia  en donde todos los Gobiernos municipales exponen su ingresos y sueldo público, no existe para el equipo de Coll. Una situación de lo más surrealista para un alcalde que exige una subida de sueldo y denuncia que trabaja más de lo que cobra.