08:36h. Domingo, 22 de Julio de 2018

EXCLUSIVA

*EXCLUSIVA* Operación Subdelegado y Delegado del Gobierno: Génova activa un plan para recuperar Alicante y la Generalitat con Saval y Moragues

La dirección nacional del PP quiere garantías para reconquistar la Generalitat y la alcaldía más importante de España en manos de los socialistas. Tiene una clara apuesta por dos candidatos.

Juan Carlos Moragues da la mano al subdelegado de Alicante, José Miguel Saval
Juan Carlos Moragues da la mano al subdelegado de Alicante, José Miguel Saval

Las encuestas acercan a los populares, siempre con el visto bueno de Ciudadanos, a recuperar varias de las plazas fuertes perdidas en la Comunitat Valenciana en sus catastróficas elecciones autonómicas y locales de 2015. A poco más de un año para una nueva cita con las urnas, clave para que el partido no se descomponga ante la “amenaza” del tripartito y también de la formación de Albert Rivera, la dirección nacional del PP está dispuesta a imponer a los populares valencianos los principales candidatos para esta doble cita local y regional. Y es que Mariano Rajoy quiere carteles de garantía para arañar los máximos sufragios posibles porque los estrategas de campaña de Génova coinciden en señalar que un puñado de votos puede inclinar la mayoría de un lado u otro.

En este sentido se mira con especial interés lo que pueda ocurrir en Alicante. La capital de la Costa Blanca es una de las principales alcaldías de España en poder del PSOE. La dirección nacional del PP es consciente de haber cometido un error apartando a Sonia Castedo (que cuatro años antes había cosechado el mayor respaldo histórico a un candidato del PP en Alicante) y posteriormente dejando la oposición sin cabeza al dar una “patada hacia arriba” al cartel electoral, llevándose al Senado a Asunción Sánchez Zaplana.

Génova –que estatutariamente es quien tiene la última palabra en manos de su comité electoral- ya tiene candidato para la alcaldía de Alicante: el actual subdelegado del Gobierno, José Miguel Saval. Saval es un candidato idóneo y la dirección popular además cree que tiene actualmente un buen trampolín, el de la propia Subdelegación. Por ello ha roto con la dinámica de “perfil bajo” político de los anteriores subdelegados y ha ordenado que se implique en todos los asuntos políticos que afecten de lleno a la ciudad, también a la provincia, y que no escatime a la hora de pronunciarse políticamente. 

Saval está cumpliendo ese mandato al dedillo y está omnipresente en todo acto cultural, social, político y deportivo de la ciudad. En pocos meses ya se ha convertido en alguien bastante más conocido que el ahora portavoz municipal y supuesto “jefe” de la oposición, Luis Barcala.

Algo similar busca Génova para el candidato a la Generalitat. Isabel Bonig, de momento la candidata, no cuenta con el beneplácito de la dirección nacional. Cada vez más enemistada con Dolores de Cospedal, tal y como ha podido constatar MÁSportal, en Madrid ya se trabaja con el nombre del hiperactivo Delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, que de facto se ha convertido en el líder de la oposición al Consell tripartito en la Comunitat. 

Moragues es el auténtico azote de Ximo Puig, Mónica Oltra y compañía y además cada vez es más conocido por el electorado. Por si fuera poco, mantiene unas excelentes relaciones con la dirección nacional y también con los ministros de Rajoy.