Buscar
03:52h. Lunes, 21 de Mayo de 2018

Á Punt, la televisión que pagamos todos los valencianos al servicio del independentismo catalán

El cuadro directivo de la nueva televisión valenciana es eso, sencillamente un cuadro. Militantes de Compromís, de Esquerra Republicana de Catalunya o del PSPV-PSOE, ya no se esconden. ¿Este es el modelo de objetividad y pluralidad que proclaman Puig y Oltra? Si Canal 9 "manipulaba", Á Punt impone el pensamiento único.

Anna Peña, rodeada con un círculo, junto a Oriol Junqueras en un acto de ERC. Peña es la directora de la web de Á Punt y la redactora de su "libro y manual de estilo".
Anna Peña, rodeada con un círculo, junto a Oriol Junqueras en un acto de ERC. Peña es la directora de la web de Á Punt y la redactora de su "libro y manual de estilo".

El pacto tripartito, que posibilitaba a la izquierda valenciana llegar al poder pese a haber perdido las elecciones, nacía con pocos (o ningún) aspecto programático en común salvo el de “recuperar” la televisión autonómica valenciana. Tanto PSPV como Compromís –que habían reclamado siempre el cierre de Canal 9 en la etapa del PP- se pusieron a la vanguardia de las manifestaciones en contra de la liquidación de la extinta RTVV, manipularon a sus trabajadores y consiguieron su beneplácito con poco más que un canto de sirena. Era tarea fácil porque el cierre de RTVV se ha convertido en uno de los grandes errores del PPCV.

Casi tres años después de llegar al poder y, por cierto, con los extrabajadores de Canal 9 indignados con el Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra al considerarse –así lo han dicho- “engañados y traicionados”- arrancaban por fin las emisiones en prueba de la nueva televisión pública valenciana. 

Pública es sí, porque pagamos con nuestros impuestos todos los valencianos pero de servicio público lamentablemente poco va a tener si atendemos al marcado carácter político y sectario de su cuadro directivo. Su directora general, Empar Marco, es conocida por sus inclinaciones independentistas. Antes corresponsal de TV3 en la Comunitat Valenciana ha pasado también por la redacción del independentista diario Avui. 

Y, como no podía ser de otra manera, ‘a dedo’ ha confeccionado un plantel directivo que se puede resumir con el siguiente perfil: “pensamiento único”. Próximos a posturas radicales independentistas y catalanistas y, en muchos casos, activistas de estos movimientos o con declaraciones en Twitter de posiciones radicales de izquierdas. Caso llamativo es el de la responsable de contenidos de la página web de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, Anna Peña. Peña es una conocida y activa militante de JERC, las juventudes de Esquerra Republicana, y como tal se ha pronunciado activamente en actos, declaraciones a los medios de comunicación y en su cuenta de Twitter, que es una auténtica bomba contras el PP, las instituciones o el Estado español. Hemos tenido acceso a innumerables declaraciones de Anna Peña que dejan en entredicho la objetividad de la que hacen gala en À Punt.

Peña ha sido, además, la encargada de redactar el "manual de estilo" de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación. Tremendo.

¿Esta es la supuesta imparcialidad, objetividad y pluralidad informativa de la que hacen gala Puig, Oltra y la propia directora de la televisión? Á Punt nace viciada de origen y mucho nos tememos que no va a representar el sentimiento de la Comunitat Valenciana. Á Punt, al menos en su cuadro directivo, no representa a la sociedad valenciana, solo se acerca al pensamiento político de una residual y minoritaria parte de la sociedad.