04:39h. Domingo, 22 de Julio de 2018

Oltra coloca de directiva en Á Punt a una amiga de Junqueras, proetarra e independentista

La nueva televisión pública valenciana, À Punt, ya está en marcha. El cuadro directivo es un claro ejemplo de sectarismo y pensamiento único: izquierda radical e independentismo catalán. Este es el nuevo modelo televisivo que quieren imponer desde el Consell a todos los valencianos. El  “pensamiento único independentista” impuesto en un medio de comunicación público plagado de nombramientos de personas que militan, o han militado, en el activismo catalanista más radical. Así nace Á Punt, con el sectarismo como bandera.

À Punt, la nueva televisión valenciana que viene a sustituir a la extinta Canal 9, es ya una realidad. Sus emisiones en pruebas comenzaron el pasado día 25 de abril, una efeméride señalada al tratarse del día de Les Corts Valencianes. Cuatro años después del polémico cierre de la entonces RTVV un espacio infantil daba inicio a las emisiones.

Pero no todo es inocencia infantil en esa nueva televisión diseñada al antojo de Ximo Puig y, sobre todo, de Mónica Oltra. A la reconocida inclinación independentista de su directora general, Empar Marco, que ha sido corresponsal en Valencia de TV3 y del independentista Avui, se unen otros nombramientos que imponen el “pensamiento único” de izquierda radical en la televisión de todos los valencianos.

Caso llamativo es el de la responsable de contenidos de la página web de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, Anna Peña. Peña es una conocida y activa militante de JERC, las juventudes de Esquerra Republicaba, y como tal se ha pronunciado activamente en actos, declaraciones a los medios de comunicación y en su cuenta de Twitter, que es una auténtica bomba contras el PP, las instituciones, el Estado español e incluso se llega a mofar de las víctimas del terrorismo de ETA.
  Hemos tenido acceso a innumerables declaraciones de Anna Peña que dejan en entredicho la objetividad de la que hacen gala en À Punt. En este sentido, la responsable de todos los contenidos de la web ha llegado a pedir la suspensión del Tribunal Constitucional, ha defendido el “derecho a decidir” en el referéndum catalán y se ha manifestado en numerosas ocasiones pidiendo la “independencia” de Cataluña, incluyendo lógicamente a la Comunitat Valenciana en esa entelequia que los soberanistas denominan “países catalanes”.

Del mismo modo, ha llegado a compartir cabecera de manifestación bajo el contundente y nada confuso lema de “nosotros decidimos independencia” con su “amigo” el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ahora encarcelado tras los actos del 1-O.
  Especialmente activa se ha mostrado con lo que ella llama el conflicto en Euskal Herria. En varios tuits se pone del lado de los radicales vascos e incluso falta al respecto a las víctimas del terrorismo etarra, jaleando la idea de que “las víctimas de ETA solo se acuerdan de sus familiares cuando hay subvenciones”.

Son infinitos los actos, concentraciones y declaraciones públicas de Anna Peña que alejan a esta directiva de la pluralidad informativa y la sitúan en el terreno del sectarismo absoluto. No parece el perfil más adecuado, por su marcado acento político, para gestionar los contenidos de la web de Á Punt. Y es que Peña, como les hemos contado, antes de ser fichada a dedo por la directora, ha sido portavoz Juventudes de Esquerra Republicana del País Valencià, secretaria de comunicación de Esquerra Republicana del País Valencià y número 7 a la candidatura de ERPV a Les Corts en 2011 por Valencia.