20:58h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

El PP airea los planes ocultos de Puig y Oltra para "freír" a "tasazos" a los valencianos

El grupo Popular pide que "para cualquier modificación y creación de tasa se acompañe, además de la memoria económica preceptiva, informe de la Abogacía de la Generalitat y otro de la dirección de tributos". 

Ximo Puig y Mónica Oltra, conversan en Les Corts.
Ximo Puig y Mónica Oltra, conversan en Les Corts.

El portavoz de Economía del Grupo Popular en Les Corts, Rubén Ibáñez, ha afirmado que PSPV y Compromís "quieren imponer un tasazo a los valencianos y hacer pagar más por los mismos servicios".
 
Ibáñez se ha pronunciado así en la comisión de Economía de Les Corts, durante el debate del Proyecto de Ley, de la Generalitat, de tasas. Ibáñez ha explicado que el GPP "es el único grupo que en sus enmiendas ha entrado al fondo del proyecto de ley. Ya advertimos que no es una simple modificación de la Ley de Tasas, es un auténtico tasazo a los valencianos. Son más las tasas que se aumentan que las excepciones que se pretenden regular".
 
El portavoz de Economía ha indicado que se cambian "al alza infinidad de tasas por prestaciones de servicio que hoy los valencianos ya disfrutan a un coste menor". Asimismo, ha explicado que hay una parte del articulado a la que el GPP ha presentado enmiendas, que gira en torno a marcar el tiempo máximo si se da un caso de devolución porque no se ha prestado el servicio. "La administración no puede dejar a la arbitrariedad el plazo de devolución de las tasas que pagan los ciudadanos, y lo hemos marcado a 20 días. Eso dará seguridad jurídica a los ciudadanos. Y además sancionamos a la propia administración en el caso de que incumpla con el pago de intereses".

Ibáñez ha explicado que otra de las enmiendas indispensable para el GPP es la que pide que "para cualquier modificación y creación de tasa se debe acompañar, además de la memoria económica preceptiva, un doble requisito: un informe de la Abogacía de la Generalitat y otro de la Dirección de Tributos, porque consideramos que estos dos organismos deben velar por la aplicación y por la seguridad jurídica".
 
El diputado popular ha explicado que "en muchas de las diferentes tasas se habla de la situación patrimonial que consta en la declaración de la renta del año anterior, pero la referencia al año anterior puede tener una variación importante respecto al año en curso. Creemos que debe hacerse valer el ejercicio en curso y no el anterior, y por eso pedimos una modificación que creemos que da garantías al propio contribuyente. Es un plus de garantía".
 
Ibáñez ha criticado que "según PSPV y Compromís esta ley pretendía bajar las tasas, pero no ocurre, porque son muchas las que aumentan, y además se deja en el tintero una de las exenciones que hace dos años se prometió, que es la de las personas en riesgo de exclusión". Al respecto, ha señalado que su grupo ha presentado también enmiendas "en las que pretendemos la exención para las personas que no superan el salario mínimo interprofesional".
 
Personas vulnerables
 
"Ponemos el acento en las personas vulnerables. Y pedimos la exención en las viviendas tuteladas, que ha sido obviada y no aparece en la norma. En cuanto a las tasas deportivas, el texto actual hablaba de federaciones y deportistas, y en la nueva ley se ignora a los deportistas, solo se habla de federaciones", ha continuado. Además, ha destacado el tasazo al sector audiovisual "sin precedentes".
 
 "En términos generales las enmiendas del GPP van encaminadas a una petición masiva de exenciones a personas que no alcancen el salario mínimo interprofesional y hemos presentado una batería de enmiendas de eliminación de las cuotas de las tasas que hoy se pretenden, todas ellas porque suponen un aumento sobre las tasas vigentes. Van desde el 2% a más del 422% como en servicios administrativos", ha explicado.
 
 Además, el GPP incluye una disposición adicional en la que se pretende la eliminación al máximo posible del impuesto de sucesiones. "Siempre hemos estado en contra, y es momento de que no se haga negocio con el fallecimiento de un familiar. Es un impuesto recaudatorio, con el que se pretende que se siga pagando por lo que ya se pagó en su día. Pedimos la eliminación hasta el límite de la legislación actual, que el 99%".