08:41h. Domingo, 22 de Julio de 2018

Jornadas para la apuesta por el turismo de congresos y la accesibilidad universal

Más de 1.600 personas se dan cita en Calp en las Jornadas de Convivencia de la ONCE y avalan la apuesta de la Costa Blanca por el turismo de congresos. El presidente de la Diputación resalta la amplia oferta de espacios congresuales y zonas de servicios de hoteles con los que cuenta la provincia para la celebración de congresos y otros eventos.

César Sánchez
César Sánchez

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha participado en el último encuentro de las 29 Jornadas de Convivencia organizadas por la Unidad Progresista de la ONCE en el Hotel Diamante Beach de Calp, un evento que congregó el pasado fin de semana a más de 1.600 personas y que responde a la política de promoción del turismo de congresos impulsada por la institución provincial.

Según Sánchez “cada vez más empresas y organizaciones deciden venir a la Costa Blanca para celebrar congresos, jornadas, reuniones o viajes de incentivos atraídos por nuestro clima y por la gran variedad de instalaciones congresuales a las que se suman más de 300 hoteles que cuentan con excelentes zonas de servicios para acoger este tipo de eventos, como éste de Calp con capacidad para más de 2.000 plazas”. 

“Desde el Patronato de la Costa Blanca estamos haciendo un gran esfuerzo, en colaboración con los ayuntamientos, para difundir las grandes posibilidades que ofrece la provincia en el mercado MICE (meetings, incentives, conferences, exhibitions)”, resaltaba el Presidente, que recalcó también que “la importancia del turista de congresos no sólo está en su capacidad para desestacionalizar la oferta -su temporada alta coincide con los meses de menos demanda vacacional-, sino en su alto gasto medio por turista”.

Por otra parte, durante el acto de la ONCE, el presidente ha resaltado algunos de los proyectos que la Diputación de Alicante está desarrollando para promover en la provincia la accesibilidad universal, no solo a través de la mejora de los accesos a edificios y servicios públicos, sino también en la necesidad de sensibilizar al mundo empresarial y a la ciudadanía en general de la importancia de favorecer la plena inserción y normalización social de estos colectivos.

Hay en marcha una convocatoria de subvenciones, dotada con 250.000 euros y dirigida a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes para ayudarles a impulsar planes municipales de accesibilidad universal. Y por otro lado, también se ha activado un curso de braille a disposición de los empleados públicos.