20:57h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Las nuevas rotondas del acceso norte a Calp estarán operativas en enero

A menos de un mes para entrar en 2018, MÁSportal confirma que, por fin, en enero finalizarán las obras de acceso a la localidad de Calp y se abrirán al tráfico las dos nuevas rotondas con sus carriles de aceleración y desaceleración. Las mejoras son tanto de acceso al municipio como de conexiones seguras hacia las urbanizaciones colindantes, especialmente la carretera que conecta con Benissa a través de Lleus y Pinos. Una vía muy transitada que se hallaba en una situación verdaderamente peligrosa.

Foto tomada el 3 de diciembre de una de las dos rotondas del acceso norte a Calp.
Foto tomada el 3 de diciembre de una de las dos rotondas del acceso norte a Calp.

Se trata de una reclamación histórica, por la que tanto desde las corporaciones municipales como los ciudadanos llevaban luchando décadas, denunciando la inseguridad de una entrada que a todas luces se había quedado pequeña y obsoleta, dado el gran volumen de tráfico y visitantes que recibe Calp, especialmente en verano, cuando supera las 140.000 personas.

Un proyecto de difícil acuerdo
El proyecto, que ha pasado por muchas fases y diseños, lleva décadas propiciando reuniones y negociaciones con la Generalitat y el Gobierno central. Finalmente, las obras iniciadas este 2017 responden a un acuerdo aprobado por el Gobierno de España y la Generalitat, contando para su ejecución con la financiación de la Diputación de Alicante, por un importe  de algo más de dos millones de euros.

   De lo que nadie duda es de que eran unas infraestructuras muy necesarias. Máxime cuando en los últimos años Calp ha experimentado un fuerte crecimiento. La localidad está inmersa en un claro proceso de cambio y desarrollo en el que sus infraestructuras reclaman una adaptación a su nueva realidad. Hay nuevos hoteles y espacios comerciales, restaurantes con reconocimientos internacionales que en poco tiempo se han hecho con un lugar destacado en las más prestigiosas guías gastronómicas… en definitiva, el municipio está en pleno proceso de transformación, atrás quedó la crisis.

   Según César Sánchez, alcalde de Calp, “la economía local está en un buen momento. Hay muchas inversiones y el pueblo se está desarrollando como un municipio turístico de excelencia. Eso exige ocuparse y mejorar las infraestructuras y los servicios. Es vital hacer especial hincapié en los accesos y en la movilidad, así como garantizar otros servicios como el agua. Se trata de garantizar los servicios que necesita un municipio que durante los últimos tres años ha superado sus datos de ocupación año tras año hasta récords históricos. Todo esto ha sido posible gracias a que tenemos un empresariado local muy competitivo y muy profesionalizado. En estos momentos podemos decir que Calp es un destino de moda y era urgente mejorar su acceso desde la N-332, que data de al menos 40 años”.

   El antiguo acceso, tal y como estaba diseñado, con un carril central que corta la N-332 para que los vehículos se incorporen a la carretera de acceso al pueblo, era realmente peligroso, especialmente por las tardes, cuando el sol impide la correcta visibilidad de los usuarios que transitan en sentido a Altea, lo que ha ocasionado más de un accidente, alguno realmente dramático.

   La nueva obra permitirá un acceso más seguro y a unas velocidades más reducidas en los puntos de intersección. Además está concebida para un mayor volumen de tráfico, más ajustado a la realidad actual del municipio. Otro punto negro era la curva de entrada a la carretera que va a Benissa por Lleus y a Pinos, muy transitada y en condiciones realmente peligrosas de acceso. Una situación denunciada durante décadas por los usuarios de la misma. Ahora, finalmente esta situación también se corrige, con un acceso mejorado que conecta directamente la carretera –que sufrirá mejoras también– con la rotonda.